House, una década

Hoy 16 de marzo es un día muy importante en casa, ya que según la anilla con la que vino House, cumple nada más y nada menos que... 10 años. Es una cifra bonita, mágica y que os reconozco que la veo tan importante, que había fantaseado con el momento, incluso me hubiera gustado hacerle un regalo como se merece. Pero como en mi caso siempre ocurre: lo que te imaginas, poco se asemeja a la realidad.
Sin ir más lejos, la idea que tenía al incluir un agapornis en mi vida distaba mucho de lo que al final me han ofrecido, más particularmente House. Con ella como ya relaté en su ficha, he vivido la reproducción y las consecuencias de tener un animal que no ha aprendido correctamente el convivir. Esto ya fue un gran aprendizaje, que a lo largo de estos años también se ha mezclado con saber disfrutar y valorar lo que se tiene en casa. Quererlos y valorarlos tal como son, vaya.
Primera foto de House en casa
Pero esta fecha si tenía la firme convicción de que como mínimo la celebraríamos con una tarta de gelatina, algún regalito... Pero me volví a equivocar. Ya a principios de año tuvimos el primer aviso con la aparición de manchas rojas en su plumaje.
House
Rápidamente fui al veterinario y descartado todas las opciones más feas, respiramos aliviados en casa y siguiendo las pautas que nos dio, esperaba a que se quedara en un susto y en la siguiente muda, que nuestra veterana volviera a lucir un verde fosforito como nos tenía acostumbrados.
House
Eso era lo esperado, pero no con darnos un pequeño susto... Quiso hace dos domingos darnos el gran susto. A media mañana, nos la encontramos con el cuello girado. Si le forzábamos lo ponía bien, pero en nada volvía a poner la cabeza mal, demostrando que no pintaba nada bien.

Como indico era domingo, día que el veterinario anda cerrado y que si te pones en contacto con él, la factura por atenderte precisamente no es barata. A esto le sumamos que desde que ando como autora no ando precisamente sobrada económicamente y... ¿Acudo a un foro a buscar remedios? ¿Aguanto y espero como sea a que llegue el lunes e ir a una tarifa normal? Pues ni una cosa ni la otra: llamo y corriendo a la clínica.
Medicación
Y es que prefiero sacarme un refresco, comprar algo que me hiciera ilusión este mes o los regalos mismos de celebración de su 10º aniversario, que tener a un animal pasándolo mal.

Al tener tan reciente las pruebas por el plumaje rojo, la verdad que no sabían por donde coger el caso y unido a que por como estaba no podía alimentarse por si sola, decidimos que se quedara ingresada (si, un incremento más en la factura final). Fue una semana dura, ya que la sensación de vacío era muy grande y el dejarla en la clínica, también despertó un sentimiento como de abandono.

Por suerte espabiló lo suficiente, ya mantenía la cabeza bastante bien según sus médicos y aunque tenía que seguir un protocolo de medicación, ya la pude ir a buscar. Es una sensación rara: por un lado alegría, pero por otro nervios ya que al no haberla visto, no sabes que es lo que los veterinarios llaman mejoría. Y una vez la tienes delante y eres testigo de la situación real, todos los nervios se disipan y entras en paz.
House
La verdad que como paciente, es ejemplar. Aunque no le hacía gracia, ha tomado la medicación sin rechistar, los días que estaba débil la papilla... Y poco a poco ha ido incrementando la comida sólida, haciendo que a día de hoy ya no sea necesario darle ningún complemento.
House
Ha sido un cambio en nuestro día a día ya que anda en una jaula a parte, a modo de enfermería. Esto ha hecho que para todos sea un cambio de rutinas, algunos lo han llevado bastante mal y como muestra la fotografía, andan un poco cabreados, exigiendo volver a ser el centro de atención:
Los emplumados
Hasta el sábado no terminamos las medicaciones y por controlarla va a pasar su cumpleaños en este plan, haciendo por tanto que el mayor regalo que podemos tener este 16 de marzo de 2016 sea... Poderlo pasar al lado de nuestra verdecita.
Los emplumados

12 comentarios:

  1. que se mejore del todo es el mejora y mayor de los regalos, suerte¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Ya hace un mes que anda haciendo vida normal y ha empezado la muda ahora... De momento las plumas que despuntan son positivas, ya que son verde :D

      Eliminar
  2. Me he emocionado... Que esté bien y todos los cuidados que le habéis brindado es el mejor regalo que puede tener...
    FELICIDADES, PRECIOSA HOUSE! Te queremos.
    Txus, eres un Hed-adicto, aunque te entiendo, yo también!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas guapa!
      Perdona por contestar tan tarde, es lo que tiene que no esté acostumbrada por culpa de G+ de que no hubieran comentarios ^^u

      Muchas gracias por estar siempre ahí y lo de Txus... Si, es demasiado adicto a mi. Que peligro el día que coincidais! :-p

      Eliminar
  3. Cuánto me alegro de que House ya esté bien. Eso si que es un regalo de cumpleaños para ella, darle todos los cuidados que están en tu mano y mimarla tanto. Así seguro que se recupera del todo en nada de tiempo.
    Muchas felicidades para la preciosa de House, y un besazo para ti y para el resto de emplumados ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Asias guapi por pasar y por o buenos deseos! Aún andamos con el tema de las plumas hasta que realice la muda completamente, pero ya podemos ir considerando que hemos pasado el susto :D

      Eliminar
  4. Que susto...pero al final porque ese giro de cuello?.. Que tenga una mejora completa y felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas guapa!
      Ya hace mucho y creo que lo hablamos por Face, pero para los cotillas: no hay diagnóstico. Me dieron tres causas y de esas ha quedado en un golpe, pero yo tengo mis sospechas que el tratamiento que le pusieron para el plumaje rojo no ha sido correcto.

      Un abrazote y asias por pasar por aquí también! :D

      Eliminar
  5. Ayyy madre!!
    Si es que se ponen malitos y no veas que disgustos nos dan y te das cuenta al no tenerlos en casa de lo mucho que puedes llegar a querer a un animalito tan pequeño y lo mucho que nos hacen falta.

    Yo pase una situación parecida con Piecito mi agaporni y no recuerdo haber llorado más en toda mi vida y eso que ya soy toda una adulta y que soy de las que no llora por nada.

    La factura del veterianrio fue astronómica (era domingo y tuve que llevarlo a una clínica en pleno centro de Madrid, yo vivo en la perferia) pero no recuerdo haberme gastado esa cantidad de dinero en algo tan bien empleado, (yo solo quería de vuelta a mi "pollito"), me daba igual el dinero.

    Sólo espero que se ponga buena House y que cumpla muchísimos años más contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa!
      Ya con lo pasado y que no está en la enfermería, puedo decir que ha pasado el susto definitivamente, a excepción del plumaje que ando esperando la muda.

      Yo tampoco era de llorar por nada, y normalmente en la clínica no soy de soltarme... Ahora bien, cuando salgo o llego a casa, es horrible :-(

      Un abrazote y asias por pasarte también por el blog! ^^

      Eliminar
  6. Has hecho muy bien en llevarla cuanto antes al veterinario, muchas veces no se les puede sacar adelante por querer hacerles aguantar, y en aves eso es especialmente marcado. Seguro que con tus excelentes cuidados se mejora enseguida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa!
      Yo siempre digo que son más resistentes de lo que la gente se cree, solo que tienen la mala fama de delicados por no manifestar síntomas hasta que ya están en las últimas. Pero con tiempo y actuando con los plazos, son unos jabatos.

      Eliminar