Hera

Hera es muy especial ya que es el primer pichón que nació en casa. House y Hedwig ya llevaban tres nidadas fallidas y por ser ella cabezota y no poder controlarle el celo en aquella época, les dejamos volver a intentarlo una cuarta vez. En esa ocasión controlé muy bien los factores ambientales y dejamos solo tres huevos fecundados, ya que una de nuestras teorías era que House no sabía incubar correctamente y al rotarlos mal, los embriones morían.
Hera
Pasaron los días y llegó el momento de los nacimientos... Con la sorpresa de que el primer huevo mostraba movimiento e intentaba salir. Tras vigilarlo durante todo el día y observar que no estaba rompiendo correctamente la cáscara, tome la decisión de ayudar un poco y hacer de guía. Muchos lo hubieran sacado, pero al ver que esos pichones terminaban demostrando que tenían problemas, mi decisión fue ayudarle un poco pero quien tenía que hacer el paso final era la cría.
Hera
Al día siguiente me levanté y no se veía ningún movimiento, así que lo di como un nuevo fracaso, pero no quise sacarlo aún del nido. Cuando me dispuse a realizar esa acción... Se obró el milagro y tenía enfrente de mi una cosita pequeña y rosada pataleando. Sus padres la combinación de mutaciones que tienen permiten saber el sexo de su descendencia nada más salir del cascarón, con lo que supimos que era una hembra y le pusimos el nombre que teníamos asignado para ese sexo: Hera.
Hera, Hermes Hércules
Me pareció perfecto ya que es la mujer de Zeus, siendo por tanto un nombre poderoso y que con todo lo que había tenido que sufrir, le iba como anillo al dedo. Los otros dos huevos no hubo problemas y nacieron perfectamente, siendo en ese caso dos machos que para seguir con el tema griego y que tuvieran una H, se llamaron: Hermes y Hércules.
Hera
House siguió mostrando problemas para criar a sus pichones: les arrancaba el plumón secundario y no alimentaba correctamente, resintiéndose de forma más notoria el mediano. Era navidad cuando empezó a arrancarles plumas del cuerpo y viendo que tenían los buches muy vacíos, tocó realizar otra dura decisión: criarlos a mano.
Hera
Nunca perdieron el contacto con sus padres y en especial Hera pudo convivir su destete y primeros meses de vida (concretamente hasta los diez meses) con sus padres, ya que no los rechazaron y en ese momento al necesitar que se les embuche poca comida, pueden estar bajo el cuidado de sus padres. Esto hizo que experimentara lo que en loros de mayor porte clasifican como cría con tutores y al observar el beneficio para estos animales y que seguían siendo mansos, hizo que dejara de creer y gustar la cría a mano como anda establecida en el sector de agapornis mascota.
Hera jugando
Hera es una emplumada segura, que sabe perfectamente interactuar con pájaros y humanos, y que me ha demostrado que el crecimiento de un agapornis es mucho más lento de lo que nos venden, siendo adultos totalmente a partir de los dos años.
Hera - Febrero 2012
Quisimos hace unos años ponerle pareja, pero por desgracia sufrió una hernia que hace que el poner huevos sea peligroso, con lo que finalmente la descartamos en el tema reproductor y para controlar los celos, la tenemos sola. Por este hecho la mutación Ino en hembras roseicollis no me apasiona y me hizo replantearme si la cría pensando en mutaciones estaba siendo correcta o de nuevo, era un error que andamos comentiendo.
000
No se iba a quedar en casa, pero entre que era la primera y que no encontramos una casa que nos gustara para ella, se fue quedando... Hasta que finalmente se ganó su puesto y por ello este 2015 celebramos su séptimo aniversario.
Hera

1 comentario:

  1. Es ver a esta pajarita... y volverme loca. No dejo de emocionarme cada vez que la veo... Me tiene enamorada!! Y me recuerda tanto a Moi...

    ResponderEliminar