Esperanza de vida y crecimiento de los Agapornis

Hasta ahora era algo esporádico el que escribiera sobre la temática de los Agapornis por el blog, pero he decidido hacerlo algo más seguido. No me comprometo a que sea fijo y un día en concreto pues si una semana me apetece que sea más otaku, cinéfila, tecnologica o reflexiva no quiero condicionarme, pero si me seguís por estos pequeños emplumados, os informo de que estéis más altanto al blog porque puede haber material de vuestro interes. Hoy quiero tratar el tema de la longevidad de los agapornis ya que está siendo un tema muy recurrente y también el de si estamos llevando correctamente el crecimiento de edad de nuestros emplumados. Através de una hipótesis que realizo Aula Agapornis que relacionaba los años de los Agapornis con el humano, tuve claro que era un punto a tratar, y creo que ha llegado el día.
 Aunque la bibliografía antigua marque que los Agapornis la media sea que vivan siete años y como muy lejano doce años, lo cierto es que ya estamos viendo los primeros casos de 20 para arriba. Hay que entender que la esperanza de vida como la nuestra va aumentando a medida que vamos sabiendo más y hay conciencia de cuidarlos y atenderlos mejor. Ahora que la dieta es más cuidada, que no hayan elementos tóxicos, nos preocupamos de la higuiene y de revisar que están perfectamente con sus chequeos veterinarios, nos encontramos con ejemplares en óptimas condiciones. Tanto que algunos con doce años incluso pueden seguir criando y estando perfectamente.

En el asunto de la cría es donde más variaciones podemos encontrar por el manejo que realicemos. Si forzamos en exceso a nuestras parejas como reproductores, nos podemos encontrar con ejemplares delicados y a vigilar en esta faceta. Que la producción de huevos disminuya deapareciendo incluso y quedando solo como pareja nodriza si conseguimos que acepte huevos que no sean suyos. Esto obviamente afecta a su esperanza de vida, pues su cuerpo ha sufrido un desgaste elevado.

Y conectando en cierta manera con este capítulo de la cría, tenemos el desarrollo de madurez de estos pequeños loros. La gran mayoría de los criadores de psitácidos empiezan con este grupo por su facilidad en la cría y su rapidez en la madurez sexual, haciendo que en relativamente poco tiempo puedan criar. Las especies con más dificultad en la cría (los Agapornis taranta por ejemplo) si veo que han interiorizado que hasta los dos años de edad no maduran y no es conveniente hacerlos criar antes, pero las especies más comerciales se sigue defendiendo que a partir del año de edad se puede criar sin problemas, incluso algún insesato rebaja la cifra aún más y al menos a mis ojos, este planteamiento es incorrecto.
DSCN9491
Siempre que sale este tema, hago la comparativa humana: una niña que ya tenga el periodo físicamente puede tener hijos, pero... Verdad que no esta preparada aún 100% en su físico ni psicológicamente para ser madre? Debe aún de madurar en todos los aspectos antes y cuando lo haya hecho, entonces ya estariamos hablando de algo natural y correcto. Pues con los Agapornis ocurre exactamente lo mismo.
DSCN3873
Se ha demostrado con estudios que todas las psitácidas hasta los dos años de vida no se puede considerar que tengan su plumaje de adulto. No es solo las especies delicadas que deberíamos de seguir este proceso, si no que nos encontramos que las comerciales tampoco han crecido y desarrollado hasta los dos años y que la premisa del año de vida igual a poder criar, no debería de ser así, si no que deberíamos esperar un año más. Además en las especies más comunes, todo el que haya podido tenerlos como mascota, comprueba un cambio en su conducta o mejor dicho, una madurez psicologica también. Con lo que para mi es la prueba definitiva que hasta los dos años están aprendiendo intensamente y desarrolando todas sus facetas. Apartir de entonces aunque como los humanos los loros aprenden y juegan siempre, la etapa de juveniles en las especies de pequeños porte concluiría en sus dos primeros años de vida.

Aunque me estoy centrando en la parte reproductora, esto último que os cuento es importante también de cara a la educación y sistema de crianza. Consideramos que los padres solo les enseñan a comer y en el momento que comen solos los apartamos de ellos pues todo el trabajo consideramos que ya esta hecho, pero lo cierto es que falta aún mucho. Deben aprender a relacionarse, los sonidos de comunicación del grupo, manejar los diferentes elementos, como hacer el nido... en definitiva, hacer una unidad familiar donde todos se ayudan. En libertad los Agapornis roseicollis los jovenzuelos ayudan a los padres a criar a los hermanos y conviven todos juntos.
DSCN3703
En cautividad el problema de no permitir seguir durante un tiempo prolongado con los padres suele traducirse en problemas de conductas (no saber acicalar a otros y tener que aprender la faceta de la cría a base de ensayo y error) y el punto más delicado: no fijar bien la identidad de especie.
DSCN3749
Poco a poco van saliendo sistemas menos agresivos para los agapornis donde se intenta que mantengan la categoria de mascotas pero que sepan que son pájaros y que en caso de que convivan con otros ejemplares de agapornis, sepan interactuar. En definitiva, que no tratemos aves taradas psicológicamente.
Pero estos sistemas siguen mostrando aún detalles a pulir y a mis ojos el asunto es el tiempo de convivencia con otras aves es muy poco.

Llegue a esta conclusión con la primera nidada con pichones de mi pareja de Agapornis roseicollis. La hembra es de estos casos que no sabe criar a sus pichones y tocó ayudar criando a mano en un momento dado, pero al no perder el contacto con sus crías, en cuanto llego la etapa de volantones pude incluir a la primogénita en la misma jaula. Convivio perfectamente durante 10 meses con sus padres, aprendiendo de todo y ellos al tener que tutorear a una jovencita, no intentaron iniciar ninguna puesta. Se centraron en su tutela y educación, hasta el momento de que ella empezaría a interactuar con jovenzuelos de otros grupos y ya si la madre empezó a mostrar que le estorbaba. Aunque he contado que en libertad ayudan los jovenes en la cría de los hermanos, en cautividad hay que tener presente que el territorio al ser mucho más menor, hace que se altere y puedan haber problemas de este tipo.
H's family
Pues bien, Hera (así se llama la hija) es un ejemplar que no tiene miedo a los humanos, pero si le ofreces estar con otros Agapornis y el humano, los prefiere a ellos. Las caricias no es muy dada a ellas y se nota que no las disfruta como otros ejemplares improntados (creen que son humanos), mientras que con otro alado no pierde la ocasión de poner la cabeza y acicalar correctamente.
DSCN3806
En casos que debería ser mejor pues el sistema no incluye nada de cebado por parte del ser humano, al entregarlos pronto se pueden ver problemas e incluso con criados por los padres recien sacados del nido, he visto que toman por igual al ser humano. Con esto, creo que el aprender a ser Agapornis dura muchísimo más de lo que creíamos y en vez de tantas nidadas por temporada (tres es el tope que se recomienda), deberíamos de rebajarlas y permitir que el ciclo de crecimiento y tutela con los padres sea mucho mayor, acercandose a lo que harían en naturaleza.
DSCN3679
Resumiendo, el proceso de madurar y crecer de un Agapornis es corto si lo comparamos en las especies de mediano y gran porte, pero creo que nos estamos quedando cortos en la actualidad y que estamos potenciando incorrectamente el que críen ejemplares muy jóvenes. Creo que debemos de cambiar el chip en la reproducción de estas psitácidas y que con ello, una pieza muy importante de todos los problemas de conducta que tienen, desaparecerian o como mínimo, se rebajarían drásticamente.

Publicado originalmente en Hedowichi Rulomaki

8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho guapa. Tomo nota de algunas cositas que, sin darme cuenta, pasan desapercibidas. Es bueno "repasar" una y otra vez...¡¡GRACIAS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias te las doy yo a ti por estar siempre dispuesta a escuchar y analizar. ¡Ojalá más fueran como tu! Para los animales en general les iría mucho mejor ;)

      Un abrazote gordo para todos!!!

      Eliminar
  2. me ha gustado y veo que no me equivoco mucho cuando crio pues siempre les dejo crias a los padres hasta que las "rechazan" lo curioso es que en el caso de kelpie a meradri, que fue su primera cria y hembra la echo antes que a kyra que fue de otra nidada y es macho, es cierto que los que tengo socializados prefieren la compañia de otros pajaros mas que la nuestra y no sabia por que, ahora lo se. Gracias por el articulo aclara muchas cosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo y darle sentido!
      Pero me alegro mucho de leer que esta reflexión en alto os sirva y vayáis viendo el porque de las cosas.

      Además te doy las gracias por socializar, que en una afición tan arraigada la cría a mano duele, pero anima ir sabiendo de que va cambiando la balanza :)

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Hola tengo un agaporni papillero hembra de 11 años y la verdad que la veo bastante bien.Yo la quiero mucho y espero que viva muchisimo más.
    Me ha gustado mucho tú blog y lo voy a seguir así que espero que sigas enseñandome cosas de estos pequeños seres un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Soraya!
      Me alegra mucho de leer que te ha gustado pero sobre todo: que te sirve. Espero poderlo ir actualizando más a fondo, ya que la actividad central la tengo por YT y este rincón escrito me he animado a abrirlo para promocionar el libro que acabo de publicar.

      Perooooo: eres bienvenida y cualquier cosa, ya sabes por donde encontrarme! ^^

      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Muchas gràcies .
    Ni agaporni de 4 meses cree que es mi de la familia. ( de nuestra especie )
    Y nosotros encantados. Es la alegría de la casa junto con mi hija de 9 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Myriam,
      Perdona ante todo por contestar tan tarde, voy sin tiempo últimamente. Lo que cuentas es delicado porque en cuando empiece a tener celos fuertes dentro de unos años, es cuando llegan los problemas. De ahí que no me guste el tema de la impronta.

      Intentad vigilar que la dieta y el manejo sea correcto para suavizar y que ese periodo no llegue a ser muy fuerte.

      ¡Saludos!

      Eliminar